ComunicadosNota de PrensaPortada

El Chantaje de Sapje al Ayuntamiento por la gestión del CCR

By 6 julio, 2016 Sin comentarios
CCR

“La UTE Sapje-Osga, adjudicataria del contrato de servicio del Centro Cultural del Rioja CCR, emitió dos solicitudes al ayuntamiento pidiendo 106.000 € por las supuestas reformas realizadas y amenazó con rescindir el contrato de forma unilateral al no contar con las instalaciones necesarias para prestar el servicio ofertado” 

Cuando desde Cambia Logroño aún estamos a la espera de recibir el certificado del acta de recepción de obra, donde los servicio técnicos del ayuntamientos confirmen que todos los elementos instalados por SAPJE-OSGA se corresponden con el primer pago de 650.000 euros para equipamientos y mientras la respuesta por parte del PP a los documentos que desvelamos, donde se ponían de manifiesto las contradicciones técnicas en los diferentes informes expedidos por la Dirección del Área de Arquitectura municipal, hoy conocemos por la prensa que la UTE Sapje-Osga se ha dedicado a presionar y chantajear al Ayuntamiento de Logroño.

Después de las negaciones constantes de Pilar Montes sobre el tema, se desvela que SAPJE-OSGA solicitó el 11 de abril 106.000 euros en concepto de indemnización por los arreglos realizados en los sistemas térmicos, de Protección Contra Incendios, detección y regulación y control, algo sorprendente cuando es la propia empresa SAPJE quien instala,  pone en marcha y mantiene los mismos. Posteriormente, el 12 de mayo amenaza con la rescisión unilateral del contrato al entender que el edificio no cuenta con los servicios necesario para la correcta realización del contrato y no haber recibido respuesta por parte del Ayuntamiento de Logroño.

Lo curioso, es que esto lo dice un año después de estar funcionando y tras la denuncia que realizamos desde Cambia Logroño sobre los incumplimientos del contrato y las mejoras ofertadas por la empresa. y que estas dos denuncias de la empresa, a pesar de que solicitamos la documentación completa, nunca se nos han entregado.

Si la semana pasada hablábamos del “Club de La Comedia” por las hilarantes respuestas que Pilar Montes dio ante la prensa, ahora pasamos al “Club del Terror”. De afirmaciones hilarantes, donde finjía desconocimiento y anunciaba una simple suspensión temporal por goteras, hemos pasado a un chantaje de una empresa que está prestando un mal servicio y a una concejala que se ha demostrado que ha mentido y que ha ocultado información cuando decía desconocerla. Ahora las piezas encajan.

Ante este chantaje, el Ayuntamiento ha dado estos pasos evidenciando una gran contradicción como ya explicamos en esta anterior entrada.  Pero a esa entrada y gracias a la ocultación de información faltaban estos dos puntos:

11 de abril de 2016.

La empresa adjudicataria UTE Sapje-Osga, presenta informe de deficiencias técnicas y estructurales del edificio.

Estas deficiencias afectarían al plan de Autoprotección que ellos mismos redactaron y que incluía los sistemas de control y regulación y puesta en marcha de las instalaciones, instalaciones que igualmente Sapje instaló, puso en marcha y mantuvo.

La UTE solicita 106.000 € por las reformas y una indemnización por las actividades que supuestamente han sido canceladas, y la modificación del contrato.

12 de mayo de 2016.

Ante la no respuesta por parte de la administración e incluso “la constancia de que no se está abordando este tema” según la propia empresa, ésta anuncia “dar por resuelto el contrato, exigiendo daños y prejuicios” de no darse solución y respuesta a sus reclamaciones antes del 31 de mayo.

¿Qué ha pasado entre estas fechas para que el PP dé orden paraque el Ayuntamiento se pliegue a las amenazas de una empresa?

Tenemos:

  • Una empresa que da mal servicio y que está obteniendo una escasa rentabilidad. Utiliza los servicios que ellos han instalado, puesto en marcha y mantenido para solicitar la suspensión del contrato y una indemnización.
  • Un Departamento Técnico que primero niega las quejas de la empresa y lo demuestra con un informe, pero que por algo que se nos escapa, un mes después acepta el cierre del edificio y la suspensión temporal del contrato para realizar las reformas, algo que negaba en el primero de sus informes. Hay que remarcar que el primero SI era un informe técnico extenso que desmontaba las quejas de la empresa y este segundo se limita a una hoja firmada que acepta el cierre temporal.
  • Una concejala que, ante la evidencia de la gestión incorrecta, tanto que el Ayuntamiento podía haber rescindido el contrato por incumplimientos muy graves, se ha dedicado a tapar a la empresa y ahora vemos que aceptan la suspensión del contrato con la posibilidad de indemnizar a la empresa cuando debería ser al revés, donde el  Ayuntamiento reclame a la empresa por la deficiente gestión, error en las instalaciones, en su puesta en marcha y en el mantenimiento del edificio.

Por todo ello, exigimos inexcusablemente a la luz de los hechos:

  • La Dimisión de Pilar Montes. Una persona que se ha demostrado que miente y oculta información intencionadamente, no puede continuar ni un minuto como responsable de Gobierno.
  • Explicaciones a Cuca Gamarra, ya que su concejala se niega a dar explicaciones, es ella como mayor responsable de este Ayuntamiento, la que debe dar la cara. El PP no puede estar callado más tiempo
  • En caso de que el Ayuntamiento indemnice, asuma algún sobrecoste o contemple rescindir el contrato, estaríamos ante un caso de prevaricación de libro y acudiríamos a la fiscalía, no por ir contra otro Partido sino para defender los intereses de los logroñeses y logroñesas y defender, a su vez, nuestro Patrimonio.

 

 

 

 

Deja una respuesta