Nota de PrensaPortada

Sobrecostes y retrasos, ¿quién paga la fiesta de la estación de autobuses?

By 9 enero, 2019 Sin comentarios

El anuncio de ayer por parte de Cuca Gamarra, donde comunicaba que un modificado de la estación de autobuses encarecería el precio final de la obra y alargaría los plazos, ya superados desde otoño del año pasado, solo viene a corroborar lo esperado cuando se adjudica una obra de tal magnitud por un coste del 32% menor al licitado (7,6 millones de euros de diferencia).

Además de conocer que, como ocurriera con la Gran Vía, la Casa del Cuento o el soterramiento, la última gran obra en manos del Partido Popular también tendrá sobrecostes, ahora nos queda por conocer a cuánto ascenderá este sobrecoste y cómo se va a asumir.

El PP miente y le sale gratis

Atendiendo al convenio firmado por Comunidad y Ayuntamiento para el pago del 55% de la obra (el otro 45% corre a cargo de LIF 2002 donde también está el Ayuntamiento) y como Cambia Logroño desveló, el IVA y todo modificado correrá a cargo del Ayuntamiento de Logroño. Ante este anuncio, nos hemos dirigido a las unidades técnicas correspondientes y aunque José Ignacio Ceniceros afirmó literalmente que se “han comprometido a abonar también al 50 por ciento el IVA de esta obra, así como otros gastos o sobrecostes”, esto no aparece en ningún punto del convenio.

Por último, queremos resaltar que para el cumplimiento de estos preceptos de pago entre los tres actores que componen la dirección de obra, (Ayuntamiento, Comunidad y Fomento), Cuca Gamarra anunció la creación de una comisión de seguimiento “para analizar estas y otras eventualidades que puedan surgir”. De esta comisión nada se sabe, por lo que esta mañana hemos pedido en la Comisión de Desarrollo Urbano un informe donde se dé cuenta de los motivos del sobrecoste y cuáles van a ser las cantidades a abonar.

Desde Cambia Logroño ya avisamos que esta situación se iba a dar y que Logroño no se podía permitir este desembolso tan elevado, de una estación necesaria, pero sobredimensionada, con el único objetivo de que Cuca Gamarra tuviera su obra megalómana. Aun así, no entendemos por qué un consistorio es incapaz de ejecutar una obra sin sobrecostes ni modificados, por qué se nos ha ocultado a la oposición esto hasta ahora, ni por qué se ha mentido a los vecinos y vecinas.

Deja una respuesta